Salud y Enfermedad

El síndrome de Reye

El síndrome de Reye(Ryes) El síndrome de Reye es una enfermedad rara pero grave enfermedad que causa inflamación en el hígado y el cerebro. El síndrome de Reye afecta con más frecuencia a niños y adolescentes que se recuperan de una infección viral y que también puede tener un trastorno metabólico. Los signos y síntomas tales como confusión, convulsiones y pérdida del conocimiento requieren tratamiento de emergencia. El diagnóstico precoz y el tratamiento del síndrome de Reye puede salvar la vida de un niño.

La aspirina se ha relacionado con el síndrome de Reye, así que tenga cuidado al dar aspirina a los niños o adolescentes. Aunque la aspirina está aprobado para uso en niños mayores de 2 años, los niños y adolescentes que se recuperan de la varicela o síntomas de gripe no deben tomar aspirina. Hable con su médico si usted tiene preocupaciones.

Síntomas

En el síndrome de Reye, el nivel de azúcar en la sangre de un niño normalmente cae mientras que los niveles de amoníaco y la acidez en su sangre se elevan. Al mismo tiempo, el hígado puede hincharse y desarrollar depósitos grasos. La hinchazón también puede ocurrir en el cerebro, lo que puede causar convulsiones, convulsiones o pérdida de conciencia.

Los signos y síntomas del síndrome de Reye se manifiestan alrededor de tres a cinco días después de una infección viral, como la gripe (influenza) o varicela, o una infección respiratoria, como un resfriado.

Signos y síntomas iniciales

Para los niños menores de 2 años de edad,  los primeros signos del síndrome de Reye pueden incluir:

  • Diarrea
  • Respiración rápida

Para los niños mayores y adolescentes,  los primeros signos y síntomas pueden incluir:

  • Vómito persistente o continuo
  • Somnolencia inusual o letargo

Signos y síntomas adicionales

A medida que la enfermedad progresa, los signos y síntomas pueden ser más graves, tales como:

  • Comportamiento irritable, agresivo o irracional
  • Confusión, desorientación o alucinaciones
  • Debilidad o parálisis en brazos y piernas
  • Convulsiones
  • Letargo excesivo
  • Disminución del nivel de conciencia

Estos signos y síntomas requieren tratamiento de emergencia.

Cuándo consultar a un médico

El diagnóstico precoz y el tratamiento del síndrome de Reye puede salvar la vida de un niño. Si usted sospecha que su hijo tiene el síndrome de Reye, que es importante actuar con rapidez.

Busque ayuda médica de emergencia  si su hijo:

  • Tiene ataques o convulsiones
  • Pierde el conocimiento

Póngase en contacto con el médico de su hijo  si su hijo experimenta lo siguiente después de un combate con la gripe o chicenpox:

  • Vomita varias ocasiones
  • Se convierte en inusualmente somnoliento o letárgico
  • Tiene cambios bruscos de comportamiento

Causas

La causa exacta del síndrome de Reye se desconoce, aunque varios factores pueden jugar un papel en su desarrollo. El síndrome de Reye parece estar provocada por el uso de aspirina para tratar una enfermedad viral o infección – especialmente la gripe (influenza) y la varicela – en los niños y adolescentes que tienen un trastorno de la oxidación de ácidos grasos subyacente.Trastornos de la oxidación de ácidos grasos son un grupo de trastornos metabólicos hereditarios en los que el cuerpo no puede descomponer los ácidos grasos porque una enzima que falta o no funciona correctamente. Se necesita una prueba de detección para determinar si su niño tiene una enfermedad de la oxidación de ácidos grasos.

En algunos casos, el síndrome de Reye puede ser una condición metabólica subyacente que ha desenmascarado por una enfermedad viral. La exposición a ciertas toxinas – tales como insecticidas, herbicidas y diluyente de pintura – también puede contribuir al síndrome de Reye.

Los factores de riesgo

Los siguientes factores – por lo general cuando se presentan juntos – pueden aumentar el riesgo de desarrollar el síndrome de Reye de su hijo:

  • El uso de aspirina para tratar una infección viral, como la gripe, la varicela o una infección del tracto respiratorio superior
  • Tener un trastorno de la oxidación de ácidos grasos subyacente

Complicaciones

La mayoría de los niños y adolescentes que tienen el síndrome de Reye sobreviven, aunque son posibles diferentes grados de daño cerebral permanente. Sin un diagnóstico y tratamiento adecuados, el síndrome de Reye puede causar la muerte en pocos días.

Preparación para su cita

El síndrome de Reye se diagnostica a menudo en una situación de emergencia a causa de los signos y síntomas graves, como convulsiones o pérdida de conciencia. En algunos casos, los signos y síntomas tempranos incitan cita con el médico. Usted probablemente será canalizado con un médico especializado en los trastornos del cerebro y del sistema nervioso (neurólogo).

Debido a que los nombramientos pueden ser breves y a menudo hay una gran cantidad de terreno que cubrir, puede ayudar a estar bien preparados. Aquí hay algunos consejos para ayudarle a prepararse para su cita.

Lo que puedes hacer

  • Esté al tanto de cualquier restricción previa cita.  En el momento de concertar la cita, pregunte si hay algo que tiene que hacer por adelantado.
  • Anote los síntomas que su hijo está experimentando, incluidos los que pueden parecer ajenas a la razón por la cual se programó la cita.
  • Haga una lista de todos los medicamentos,  incluyendo vitaminas, suplementos dietéticos y el exceso de medicamentos de venta libre, que su hijo ha tomado, en especial cualquiera que contenga aspirina. Incluso mejor, tomar las botellas originales y una lista escrita de las dosis y las direcciones.
  • Tomar a lo largo de un familiar o amigo.  Puede ser difícil de absorber toda la información que recibió durante una cita. La persona que le acompaña puede recordar algo que olvidaste o perdiste.
  • Anote las preguntas para preguntar a su doctor.  No tenga miedo de hacer preguntas o hablar cuando no entiende algo que su médico le dice.

Lista de las preguntas de más importante a menos importante en caso de que su tiempo con su médico se agote. Para el síndrome de Reye algunas preguntas básicas para preguntar a su médico incluyen:

  • ¿Cuáles son otras causas posibles de los síntomas de mi hijo?
  • ¿Qué pruebas son necesarias para confirmar el diagnóstico?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento y los pros y los contras de cada uno?
  • ¿Qué resultados puedo esperar?
  • ¿Qué tipo de seguimiento debería esperar?

Además de las preguntas que ha preparado para pedir a su médico, no dude en hacer preguntas durante su cita.

¿Qué esperar de su médico

El neurólogo probablemente le preguntará acerca de sus síntomas y antecedentes de enfermedades virales. El médico también le realizará un examen médico y programar pruebas para obtener información acerca de la condición de su hijo y para descartar otras enfermedades, como la meningitis o encefalitis. Su médico hablará con usted durante todo el proceso y le dirá lo que se están realizando las pruebas y por qué.

Pruebas y diagnóstico

No hay prueba específica para el síndrome de Reye. En lugar de ello, el cribado para el síndrome de Reye generalmente comienza con las pruebas de sangre y orina, así como las pruebas para los trastornos de la oxidación de ácidos grasos y otros trastornos metabólicos.

A veces se necesitan pruebas diagnósticas más invasivas para evaluar otras posibles causas de los problemas del hígado e investigar anomalías neurológicas. Por ejemplo:

  • Punción lumbar (punción lumbar).  Una punción lumbar puede ayudar al médico a identificar o descartar otras enfermedades con signos y síntomas similares, tales como la infección de la membrana que rodea el cerebro y la médula espinal (meningitis) o una inflamación o infección del cerebro ( encefalitis). Durante una punción lumbar, se inserta una aguja a través de la baja de la espalda en un espacio por debajo del extremo de la médula espinal. Se extrae una pequeña muestra del líquido cefalorraquídeo y se envía a un laboratorio para su análisis.
  • La biopsia hepática.  Una biopsia del hígado puede ayudar al médico a identificar o descartar otros trastornos que pueden estar afectando el hígado. Durante una biopsia hepática, se inserta una aguja a través de la piel en la parte superior derecha del abdomen y en el hígado. Se extrae una pequeña muestra del tejido del hígado y se envía a un laboratorio para su análisis.
  • La tomografía computarizada (TC) o la resonancia magnética (MRI).  Una cabeza CT o MRI pueden ayudar al médico a identificar o descartar otras causas de los cambios en el comportamiento o estado de alerta disminuido. Un CT usa una máquina de imágenes sofisticado conectado a una computadora para producir imágenes detalladas, 2-D del cerebro. Una resonancia magnética utiliza un campo magnético intenso y ondas de radio en lugar de rayos X para generar imágenes del cerebro.
  • La biopsia de piel.  Prueba para trastornos de la oxidación de ácidos grasos o trastornos metabólicos puede requerir una biopsia de piel. Durante una biopsia de la piel, el médico toma una muestra de piel pequeña (biopsia) para su análisis en un laboratorio. La biopsia generalmente se puede realizar en el consultorio del médico con anestesia local.

Tratamientos y drogas

El síndrome de Reye es tratado generalmente en el hospital. Los casos severos pueden ser tratados en la unidad de cuidados intensivos. El personal del hospital vigilará estrechamente la presión arterial de su hijo y otros signos vitales. El tratamiento específico puede incluir:

  • Los líquidos intravenosos.  Glucosa y una solución electrolítica se pueden administrar a través de una (IV) intravenoso.
  • Los diuréticos.  Estos medicamentos pueden ser utilizados para disminuir la presión intracraneal y aumentar la pérdida de líquidos por la orina.
  • Anticonvulsivos medicamentos.  Se pueden utilizar medicamentos para prevenir las convulsiones.
  • Medicamentos para prevenir el sangrado.  Sangrado debido a anomalías en el hígado pueden requerir tratamiento con vitamina K, plasma y plaquetas.

Si su hijo tiene problemas para respirar, él o ella puede necesitar la ayuda de un respirador (ventilador).

Prevención

Tenga precaución al administrar aspirina a niños o adolescentes. Aunque la aspirina está aprobado para uso en niños mayores de 2 años, los niños y adolescentes que se recuperan de la varicela o síntomas de gripe no deben tomar aspirina. Esto incluye la aspirina simple y medicamentos que contengan aspirina.

Algunos hospitales y centros médicos realizan exámenes a recién nacidos para los trastornos de la oxidación de ácidos grasos para determinar qué niños están en mayor riesgo de desarrollar el síndrome de Reye. Los niños con trastornos de la oxidación de los ácidos grasos conocidos no deben tomar aspirina ni productos que contengan aspirina.

Compruebe siempre la etiqueta antes de darle medicamentos a su hijo, ya sea uno de venta sin receta y los productos alternativos o remedios a base de hierbas. La aspirina puede aparecer en algunos lugares inesperados, como Alka-Seltzer. A veces, la aspirina se conoce con otros nombres, también, tales como:

  • El ácido acetilsalicílico
  • Acetilsalicilato
  • El ácido salicílico
  • Salicilato

Si su hijo tiene gripe, la varicela u otra enfermedad viral, use otros medicamentos – como acetaminofén (Tylenol, otros), ibuprofeno (Advil, Motrin, otros) o el naproxeno (Aleve) – para reducir la fiebre o aliviar el dolor.

Hay una salvedad a la regla de la aspirina, sin embargo. Los niños y adolescentes que padecen ciertas enfermedades crónicas, como la enfermedad de Kawasaki, pueden necesitar tratamiento a largo plazo con medicamentos que contengan aspirina. Si su hijo necesita terapia de aspirina, asegúrese de que sus vacunas estén al día – incluyendo dos dosis de la varicela (varicela) de vacunas y una vacuna anual contra la gripe. Evitar estas dos enfermedades virales puede ayudar a prevenir el síndrome de Reye.

Powered by: Wordpress